Música: HAMID AJBAR, Flamenco Fusión. viernes 15 septiembre

Sala LA EXPOSITIVA
C/ Cárcel alta 7, bajo
(Junto Plaza Nueva)

Viernes 15 de septiembre 2017
Música: HAMID AJBAR
Flamenco Fusión

A las 21.30h
entrada: 10€ (incluye consumición)

aforo limitado a 80 personas

Hamid Ajbar: Voz árabe, violín
Sandra Santisteban: Voz flamenca
César Cubero: Guitarra
Fathi Ben Yakoub: Violín
Mouhssine Koraichi: Percusión

Viernes 15 de septiembre 2017
Música: HAMID AJBAR, Flamenco Fusión
A las 21.30h / entrada: 10€ (incluye consumición)
aforo limitado a 80 personas
Hamid Ajbar: Voz árabe, violín / Sandra Santisteban: Voz flamenca
César Cubero: Guitarra / Fathi Ben Yakoub: Violín
Mouhssine Koraichi: Percusión

compra aquí tus entradas online

HAMID AJBAR Flamenco fusion en LA EXPOSITIVA_GranadaHamid Ajbar nace en Chaouen, Marruecos, y desde temprana edad se adentró en el mundo de la música andalusí y oriental, aprendiendo de los mejores maestros del cante y violín en los Conservatorios de Tetuán y Rabat. Su trayectoria profesional y artística incluye colaboraciones con grandes músicos de Marruecos y del mundo flamenco, como Paco de Lucía, José Mercé, Ana Reverte y Carmen Linares, entre otros. La versatilidad y belleza de su voz sirve de puente de unión entre ambas músicas, combinando a la perfección con el desgarre y el sentimiento del cante de Sandra Santisteban, cantaora de voz rasgada nacida en Granada, cuya formación bajo los cánones más tradicionales del flamenco se inició siendo muy joven.

El grupo Hamid Ajbar Flamenco Fusión se formó en Granada con la idea de profundizar en la riqueza de las músicas tradicionales de Al-Ándalus, que son la Árabe-Andalusí, y el Flamenco. Aire Andalusí Flamenco es un viaje musical mágico entre las dos orillas que fusiona de manera asombrosa ambos estilos nacidos en un mismo lugar: la Península Ibérica. Sus similitudes son bien conocidas, tanto en ritmos como en escalas y frases musicales. Las diferencias se hacen irrelevantes, puesto que el idioma universal de la música, con su sentimiento y su duende, no entiende de barreras ni de fronteras.

Escribe un comentario